Santuario de Tices

Circular por las carreteras secundarias de la Alpujarra, además de sufrir las innumerables curvas, siempre te recompensa con paisajes impresionantes, recovecos tranquilos con alguna fuente de fresca agua donde descansar y algunos lugares tan sorprendentes como es el Santuario de Tices. En la Alpujarra de Almería y subiendo por la carretera que une los pueblos de Abla y Ohanes, y a 5 km de éste, nos encontramos con la grata sorpresa de una imponente ermita dedicada a la patrona de Ohanes, Nuestra Señora de Consolación, uno de los escasos ejemplos de arquitectura religiosa apartadas del núcleo de población.

Santuario de Tices

Santuario de Tices

El Santuario se construyó tiene entre los años 1800 y 1803 sobre el solar de una antigua ermita dedicada a San Marcos. Es un edificio con dos torres, diversos altares y un camarín de mármol rosa extraído de una cantera cercana que existía en el Cerro de Montenegro, en el exterior dispone de amplios jardines y una fuente con la imagen del Corazón de Jesús.

El Santuario contrasta fuertemente con los secanos de la sierra y los modestos cortijos de piedra que forman lo que es Tices, antaño muy poblado con numerosos cortijos dedicados a la agricultura y ganadería, hoy en día la mayoría en ruinas.

HISTORIAS SOBRE EL SANTUARIO

Santuario de Tices

Santuario de Tices

Existen varias curiosas historias sobre el santuario, una de ellas es sobre su origen.

Cuenta la historia que un soldado de Beires, población cercana, que regresaba de la guerra de Italia a finales del S. XVI o principios del siguiente, transportaba en su mochila una pequeña imagen de la Virgen, se sentó a descansar en el lugar donde estaba construida la antigua ermita de San Marcos y cuando el soldado quiso seguir su camino, misteriosamente no pudo levantar su mochila, ni incluso pidiendo la ayuda de varios hombres tampoco consiguieron levantarla, lo que para todos fue un signo milagroso de que la Virgen no quería abandonar aquellos parajes.

También se cuenta que durante la visita pastoral de 1797, el arzobispo D. Juan Manuel Moscoso y Peralta se vio aquejado por unos fuertes dolores de apendicítis y estando en

Interior del Santuario de Tices

Interior del Santuario de Tices

Ohanes se alivió milagrosamente gracias al aceite de una lámpara del Santuario de Tices, como agradecimiento a su curación mandó edifificar el actual Santuario de Tices. Aunque el apoyo del arzobispo fue decisivo para la ornamentación del templo, está contrastado que las obras fueron costeadas con los fondos librados de la Tesorería de Fábricas de la Alpujarra. En 1800 se aprobó la construcción del santuario y el proyectó fue realizado por el arquitecto Juan Puchol, que también asumió la dirección de las obras, siendo Francisco Romero el aparejador y José González el cantero.

Pero la historia más curiosa sin duda es la referente a la pertenencia del Santuario. Ubicado entre los términos municipales de Canjáyar y Ohanes, tubo muchas polémicas entre ambos pueblos. Los de Canjáyar afirmaban que les pertenecía por encontrarse dentro de su término municipal, y los de Ohanes decían lo mismo. Después de muchas disputas, decidieron hacer una pequeña “apuesta” para dirimir definitivamente a quién pertenencia. La prueba fue, colocar un burro sobre la puerta de la ermita, y si el burro andaba hacia el término de Ohanes, la Ermita sería para siempre de ellos, y si el burro andaba hacia Canjáyar, la ermita seria para los canjilones. Así lo hicieron, y el burro comenzó a andar hacia el término de Ohanes, con lo cual los ohanenses disfrutan de su posesión desde entonces. Las “malas lenguas” dicen que el burro era de Ohanes, y que antes de realizar esta “apuesta” lo habían probado antes para que el burro siguiera ese camino, todavía hoy en día hay gentes en Canjáyar que siguen discutiendo acerca de esta historia sobre su pertenencia.




SENDERISMO DESDE EL SANTUARIO

Existe desde el Santuario un sendero por el que se pueden admirar los fantásticos paisajes de esta parte de la Alpujarra de Almería. Denominado PR-A 364 comienza en la puerta del Santuario de Tices, se asciende 1 km por la carretera en dirección Abla para girar a la derecha y continuar por un camino de tierra. Todo el recorrido se desarrolla por la vertiente sur de Sierra Nevada, cruzando parajes con unas vistas increíbles como el Barranco de la Zorrera, la Loma de San Antón, la Solana de Montenegro, el Agua Agria y el Cerro de la Blancas, hasta salir a una pista hormigonada por la que se desciende hasta la Rambla de Tices donde girando a la izquierda y a unos 400 m finaliza el recorrido a unos 3.5 km de Canjáyar.

Vistas desde el Santuario de Tices

Vistas desde el Santuario de Tices

FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE TICES

La Virgen de Tices, no muy conocida en la Alpujarra de Granada, si que tiene mucha devoción en la Alpujarra de Almería, sus fiestas se prolongan en varios días a lo largo del año, en agosto, con la Romería a Tices, en septiembre con las fiestas patronales y en noviembre con la Octava y posterior subida de la Virgen a su santuario de Tices.

Fiestas de Agosto

Romería de la Virgen de Tices

Romería de la Virgen de Tices. Foto: Facebook

Los vecinos de Ohanes y otros procedentes de los pueblos vecinos se dirigen en romería hacia Tices en la tarde-noche del día 14 de Agosto. Allí pasarán la noche, unos en el Santuario rezando a la Virgen y otros en la explanada a la luz de las hogueras, entre cánticos, comida y bebida.

A lo largo de la noche y de la mañana se rezan rosarios y se celebran varias misas. A las 17:00 h. de la tarde del día 15 de Agosto se traslada la imagen desde el Santuario hasta la iglesia de Ohanes. En el lugar llamado “El Puerto”, cuando se da vista a la localidad, se da la bienvenida por aquellas personas que no han asistido a la romería, se entona la Salve y se pasea por las calles del pueblo. La Virgen permanecerá en la Iglesia hasta pasadas las fiestas de septiembre y la Octava.

Fiestas de Septiembre

Iglesia de Ohanes

Iglesia de Ohanes

Se celebran en torno al día 8 de septiembre, con una duración total de unos cuatro días.

Estas fiestas son muy parecidas a las de cualquier otro municipio en honor de su patrona, se celebra una misa solemne la mañana del día 8, con salida posterior de la imagen de la Virgen en procesión por las calles del pueblo y tanto esa noche como las siguientes, se celebra baile en la plaza amenizado por conjuntos traídos al efecto. Así mismo se disfruta de otras diversiones típicas de este tipo de fiestas, como son la tradicional carrera de cintas en mulos y también en bicis, competiciones deportivas, salida de gigantes y cabezudos, etc. El final de las fiestas lo anuncia una gran traca que se enciende ya a altas horas de la madrugada como colofón de los cuatro días de fiesta.

La Octava

Se celebra el tercer domingo de noviembre a modo de despedida de la Virgen. Esta curiosa tradición no se sabe cuándo comenzó a celebrarse pero lo cierto es que durante un tiempo, una vez acabada la fatigosa faena de la recolección de la uva y cuando se gozaba de un mayor descanso, es cuando se celebraba esta fiesta. La despedida del pueblo a su patrona se hace por medio de una misa y procesión, acompañada de velas y una traca de cohetes. Al domingo siguiente, ocho días después, se hace la romería desde Ohanes hasta Tices.

Durante el recorrido se canta varias veces la famosa “Salve” en sus dos vertientes: “Salve Lenta” en el “Puerto” y en el Santuario de Tices y durante el recorrido, se entona la “Salve Rápida” en varias ocasiones. La imagen, de gran devoción en el pueblo y parte de la provincia, estará en Tices hasta el 15 de Agosto, fecha en la que, tras su famosa romería, será trasladada de nuevo al pueblo.

Ohanes

Ohanes

Más información

– Blog de la Virgen de Tices
– Facebook de la Virgen de Tices
– Twitter de la Virgen de Tices

Más fotos de La Alpujarra en nuestro perfil de Pinterest, Facebook y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *