Convento de San Pascual de Laujar de Andarax

En el extremo septentrional del casco urbano de Laujar de Andarax, en la Alpujarra de Almería, podemos ver con tristeza en estado ruinoso un conjunto de edificios que un día conformaron el convento de la Orden Franciscana de San Pascual Bailón.

El convento de San Pascual Bailón es un edificio de carácter barroco historicista, ocupa unos 3.000 m2 sin contar la huerta, divididos en tres cuerpos principales, la iglesia, el claustro y la zona conventual. La fachada principal está orientada hacia el sur, en ella se sitúa la entrada del templo y la del claustro, ante una pequeña explanada.

Fachada del convento

Fachada del convento

LA IGLESIA

Iglesia del convento

La iglesia-capilla es de cruz latina, sobre el crucero se encontraba una cúpula cerrada, sin lucernario, elevada sobre cuatro pechinas que a su vez estaban embellecidas con querubines. La nave central tiene sendas naves laterales comunicadas entre sí, que a su vez crean espacios destinados a capillas individualizadas y destinadas a advocaciones diversas. A la construcción de la iglesia se le dedicó un espacio considerable, unos 600 m2, en ella asistían a los oficios religiosos, tanto los frailes como las gentes del pueblo.

EL CLAUSTRO

La planta del claustro es cuadrada, con pozo-aljibe en el centro, rodeada por galerías porticadas que abren al exterior a través de arcos de medio punto sostenidos por pilares de ladrillo, revocados con estuco y argamasa. Simulan columnas o pilares de base cuadrada. Sobre la primera arquería perimetral del patio se eleva una segunda superpuesta, cuyas galerías recorren el segundo piso. Estaba decorada con frescos, conteniendo en el centro de sus arcos torales medallones con imágenes de santos. Se rodeaban de grutescos y otros motivos realizados en grisalla.




ZONA CONVENTUAL

El resto del edificio estuvo dedicado a residencia de los frailes y “demás familiares” que convivían con ellos: hermanos legos, estudiantes y oblatos. El convento servía para alojar a los frailes, pero también a estudiantes de teología, a personal laico que contribuía en el mantenimiento de la finca y a otro tipo de gentes que se asilaban en él, entre los que se encontraban algunos familiares de los religiosos. Además disponía de cuadras, establos, almacenes, cocina, biblioteca y todo tipo de estancias que permitieran acometer las tareas cotidianas. Corriendo el tiempo, a principios del siglo XIX y a instancias del Concejo Municipal, se creó una escuela para estudios de grado medio dirigida a los jóvenes del pueblo y en la que impartían clases maestros de la Orden.

Convento de San Pascual Bailón

Convento de San Pascual Bailón

HISTORIA DEL CONVENTO

Para las obras del convento de San Pascual Bailón se les da licencia el día 15 de mayo de 1691, por parte del Consejo Municipal y se concluyen las mismas en 1708, probablemente bajo la dirección del maestro de obras granadino Diego González.

Para su construcción se eligió un lugar emblemático de Laujar de Andarax, llamado la Cruz de los Mártires, lugar en el que muchos cristianos fueron sacrificados durante la rebelión morisca de 1568, entre los que se encontraba el vicario de Laujar, Juan Lozano Corbera.

Detalle de Grisalla

Detalle de Grisalla

Según las crónicas, dos frailes de Granada se desplazaron hasta allí para realizar la fundación y preparar el recibimiento del resto de los religiosos de la orden. Tomaron posesión de los terrenos inmediatamente después de ser promulgada la cédula de Carlos II (1690), por la que se les concedían campos en la Era de la Hoya y en las proximidades de la Rambla de los Mártires.

Fue por el empeño de otro fraile franciscano de Laujar, Fray Antonio Murillo Velarde, y la activa participación del Ayuntamiento que el proyecto pudo llevarse a cabo ya que otro convento franciscano situado en la cercana población de Ugíjar intentó evitar que el plan se llevara a cabo, seguramente por temor a ver disminuida su influencia en la comarca.

Así durante más de un siglo estuvo dedicado a los quehaceres diarios de los monjes hasta su desamortización a mediados del s. XIX, fecha en que fue subastado y adquirido por un particular en 100.000 reales, a excepción del templo que permaneció en manos de la iglesia hasta 1959 en la que también pasó a manos particulares.

Durante todo este tiempo ha estado en uso, siendo dedicado a almacén, fábrica de harinas, viviendas particulares y casa-cuartel de la Guardia Civil. En 1996 el claustro fue adquirido por el ayuntamiento con la intención de restaurarlo, lo que no pudo llevar a cabo por la gran inversión necesaria para acometer las obras.

En la década de los noventa se vino abajo gran parte de la iglesia debido a una fuerte tromba de agua.

Una verdadera pena que patrimonio alpujarreño de este calado se vaya poco a poco perdiendo en el tiempo, más ahora que abogamos por la declaración de La Alpujarra como Patrimonio Natural de la Humanidad.

REPORTAJE SOBRE EL CONVENTO EN ANDALUCÍA DIRECTO (CANAL SUR)

 

Mas información:

Noticia periódico Ideal 06-04-10
Asociación Cultural El Auxar

Más fotos de La Alpujarra en nuestro perfil de Pinterest, Facebook y Google+

Un pensamiento en “Convento de San Pascual de Laujar de Andarax

  1. Una verdadera joya en ruinas,no entiendo como estanos dejando morir este monumento que pertenece a nuestra historia y no existen dos,una vez reducido a escombros sera tarde y nada podra hacerse.La orden que lo abitaba fue extinguida hace siglo y medio,fundada por San Pedro de Alcantara,se llamaba Orden de Menores descalzos,bajo la regla de San Francisco de Asis,a la cual pertenecio el titular del monasterio,el pastor aragones San Pascual Bailon Yubero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *