A los pies del Cerrajón de Murtas

Enclavado en la parte oriental de la Sierra de la Contraviesa y en la falda sur del Cerrajón de su mismo nombre se encuentra Murtas, pueblo célebre por su variada repostería morisca alpujarreña, por sus trovos y por sus extensos campos plagados de almendros, olivos, higueras y viñas.

Vista Murtas

Vista del pueblo subiendo al Cerrajón de Murtas

Cartel de Murtas

Cartel de Murtas

Murtas es cabeza del municipio que engloba además de numerosos cortijos los pueblos de Mecina Tedel y Cojáyar y su término municipal es tan extenso y variado que comprende desde las alturas del Cerrajón de Murtas a casi la costa mediterránea.

El nombre posiblemente proviene del término mirto o mirtux, referencia al árbol de tal especie, el Mirto o Arrayán.

Murtas es un lugar estupendo para hacer rutas de senderismo y conocer esta parte de la Sierra de la Contraviesa. Se pueden hacer infinidad de rutas por las innumerables pistas que recorren la sierra entre cortijo y cortijo, y visitar tambien sus muchas cuevas salpicadas por sus alrededores.

Existen dos senderos locales oficiales, “La Solana” alrededor del pueblo, desde el que se puede disfrutar de magníficas vistas que irán cambiando a lo largo del recorrido, desde una bella panorámica de la Alpujarra con Yegen, Válor y Ugíjar como protagonistas hasta las vistas al mar pasando por una panorámica de Murtas, y el sendero “Mecina Tedel – Cojáyar” que partiendo desde la Iglesia de Mecina Tedel y descendiendo de manera pronunciada y encajonada por las barrancadas del paraje “Las Umbrías de Mecina” hasta llegar a la Rambla de Cojáyar, y una vez cruzada dicha rambla, el sendero llegará hasta Cojáyar.

EL CERRAJÓN DE MURTAS Y SUS CUEVAS

Cerrajón de Murtas

Cerrajón de Murtas

Subida al Cerrajón de Murtas

Camino de subida al Cerrajón de Murtas

Imprescindible si vas a Murtas es, sin duda subir hasta el Cerrajón de Murtas, punto más alto de toda la Sierra de la Contraviesa. Desde sus 1.509 msnm se divisa una fantástica panorámica de toda La Alpujarra, no en vano como dijo Pedro Antonio de Alarcón, “Alpujarra es todo aquello que se ve desde el Cerrajón de Murtas”.

Para subir al Cerrajón se puede hacer en coche ya que están hormigonadas gran parte de las pistas forestales que suben hasta el, excepto los últimos 500 m hasta la cima que deberán ser andando. No obstante lo ideal es subir desde el mismo pueblo, pudiendo disfrutar del paisaje entre los pinares.

Alrededor del Cerrajón de Murtas también existen una serie de cuevas y simas, algunas de cierta entidad que merecen la pena visitar.

CUEVAS ALREDEDOR DEL CERRAJÓN DE MURTAS

La Cueva de la Gotera esta situada casi en la cumbre del Cerrajón, recibe el nombre de un curioso hueco que se ha formado en una de sus estalagmitas. Un poco más lejana del Cerrajón de Murtas y al otro lado de la carretera de acceso al pueblo desde el cruce de Turón, está la llamada Cueva del Patio de la que se cuenta que aún nadie ha llegado al fondo de la misma. Y más al sur está la Cueva del Cortijo, una impresionante cavidad en la base de un cerro en la que aún se conservan los muros que se usaban para guardar el ganado dentro de la cueva.

Desde lo alto del Cerrajón de Murtas se disfrutan de unas increíbles vistas, desde la Sierra de Gádor por el este hasta más allá de la Sierra de Lújar por el oeste, así como de casi toda la falda sur de Sierra Nevada y en días claros incluso la costa de África.

VISTAS DESDE LA CIMA DEL CERRAJÓN DE MURTAS

EL PUEBLO DE MURTAS

También merece la pena recorrer las calles del pueblo de Murtas, disfrutar de sus rincones típicamente alpujarreños y visitar su iglesia de San Miguel, construida entre 1800 y 1806 de estilo neoclásico, con tres naves y enlosada con mármol blanco, destacan las cúpulas redondeada de sus torres.

Se puede visitar la llamada Fuente del Cuartel, en el lugar en que se asentaba hasta hace unos años la casa-cuartel de la Guardia Civil, donde se conserva un bonito lavadero público del siglo XVIII, recientemente restaurado.

Lavadero de Murtas

Lavadero de Murtas

También hay restos de un castillo árabe conocido como La Juliana.

Sus fiestas son en honor de San Miguel Arcángel, celebradas a a finales de septiembre,  incluyen una ya tradicional degustación popular de ‘migas’. También se celebra el 3 de mayo la festividad de la Santa Cruz, algunos años se suele ofrecer una representación de Moros y Cristianos.

Otra de las tradiciones más afamadas de los murteños es que conservan una gran afición por el trovo, una tradición musical muy extendida en la Alpujarra.

Los trovos son quintillas (estrofas de cinco versos, normalmente octosílabos) que se cantan con el acompañamiento musical de instrumentos de cuerda. Sus características primordiales son letras mordaces y sarcasticas y, sobre todo, la improvisación y la rapidez de las respuestas de unos trovadores a otros, lo que los alpujarreños llaman el arte de repentizar, del que organizan festivales y competiciones. No faltan durante sus fiestas esas coplas acompañadas de sus instrumentos de cuerda, que desde tiempos remotos han acompañado y animado las reuniones en los pueblos de la zona.

En 1983 y 2002, se celebró en Murtas el Festival de Música Tradicional de la Alpujarra.

Se mantiene también la tradición de las llamadas ‘canciones de la rueda’, que se entonaban cuando se acudía a pelar almendras y con las que se establece una rivalidad entre los distintos barrios, así como bailes antiquísimos como el ‘robao’ o la ‘mudanza’.

CALLES Y RINCONES DE MURTAS

Para poder disfrutar de este gran pueblo alpujarreño, nada mejor que acercarse unos días y disfrutar de sus increíbles amaneceres, su buenísima gastronomía, sus increíbles y variados paisajes y senderos y por supuesto de sus gentes.

Una buena opción para pernoctar en este pueblo es el Mirador de Murtas, de reciente apertura y regentado por una pareja simpática y amable, es un lugar ideal desde el que poder disfrutar de todo lo que esta tierra nos ofrece. Además desde el Albergue organizan numerosas actividades y recorridos por los distintos senderos que recorren Murtas.

Más fotos de La Alpujarra en nuestro perfil de Pinterest, Facebook y Google+

4 pensamientos en “A los pies del Cerrajón de Murtas

  1. No soy alpujarreño de nacimiento,pero sí de adopción,pues estuve de maestro en la baja Alpujarra y en este tiempo me recorrí toda ella,que a quién no la conozca,vale la pena verla,desdeTrevelez a la costa.Preciosa toda ella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *