Las Ollas de San Marcos de Mairena

Cada 25 de abril llega San Marcos y en el pueblo alpujarreño de Mairena lo celebran con su correspondiente fiesta pero también con una comida popular caracterizada por la cantidad y vistosidad de la elaboración de un puchero de cardos e hinojos para deleite de vecinos y visitantes de este pueblo de la Alpujarra de Granada, son las famosas Ollas de San Marcos de Mairena.

Numerosos son los pueblos de la Alpujarra en se celebra con distintas fiestas patronales y curiosas tradiciones, muchas de ellas ligadas a la gastronomía local con la preparación de comidas populares y reuniones campestres donde disfrutar en compañía de amigos y vecinos de los días primaverales de finales de abril, eso si el tiempo lo permite, porque ya se sabe… “San Marcos Rey de los charcos”.

Pueblos como Cádiar, Cástaras, Lobras, Sorvilán y muchos otros lo celebran con salidas al campo a comerse el tradicional hornazo de uno, dos, tres o más huevos que previamente se le encargan al panadero del pueblo y a matar al diablo, tradición consistente en apalear matas de Lechetrezna macho (Euphorbia Characias) mientras se arrastra atado por cuerdas.

En otros pueblos como Bérchules, Tablones, Cherín, Albuñol, Laroles y Mairena, fiestas patronales de algunos de ellos se celebra con su misa, procesión y reparto de los también tradicionales roscos de San Marcos y verbena posterior.

Las Ollas de San Marcos de Mairena es una llamativa comida popular consistente en un riquísimo puchero de cardos e hinojos para todos los vecinos y asistentes a las fiestas de San Marcos de Mairena. Se celebra en el fin de semana más cercano al 25 de abril.

Es por la mañana cuando en la plaza de la iglesia, en su lateral se sitúan alineadas hasta 22 ollas donde se prepara el tradicional puchero hecho a fuego lento de leña que es como mejor sabe. Poco a poco y con gran maestría se van añadiendo todos los ingredientes para el magnífico manjar, cardos, hinojos, garbanzos, patatas, espinazo, tocino… y que al calor del fuego se van haciendo para comerlo como se comían antiguamente los pucheros, al caer la tarde.

Al comienzo de la tarde se celebra la solemne misa en honor de San Marcos con su posterior procesión por las calles del pueblo y saliendo a la carretera en dirección a Laroles se llega hasta la denominada Piedra de los Tiempos, a la cual se le atribuían beneficios sobre las cosechas. Allí se situa a San Marcos mirando a los campos y se bendicen las cosechas. Después se regresa por el mismo camino hasta la iglesia repartiendo los roscos de pan a todos los asistentes a la procesión.

PROCESION DE SAN MARCOS EN MAIRENA

Es en este momento cuando el sol ya empieza a caer, cuando se puede degustar este estupendo puchero. En largas mesas situadas en la plaza se reparten las bebidas, así como encurtidos y gajos de cebolla para acompañar el puchero y los vecinos y visitantes portando sendos cuencos o pequeños lebrillos son servidos directamente de las ollas y en grupos comen esta tradicional comida de la Alpujarra.

Una deliciosa tradición que merece la pena visitar y degustar.

EL PUEBLO DE MAIRENA

Mairena

Mairena

Mairena es un precioso y cuidado pueblo situado sobre la ladera sur de Sierra Nevada y mirando hacia el valle del río Adra y la “Hoya de Ugíjar es el pueblo mas alto de la parte oriental de Sierra Nevada es denominado “Balcon de la Alpujarra”. Sus calles destacan por su intrincado y típico trazado alpujarreño, con fachadas deslumbrantes por su blancura y sus rincones, ventanas y balcones engalanados con innumerables flores. Mairena junto a su anejo Júbar fue municipio independiente hasta 1.974, fecha en la que junto a Laroles y Picena formaron el municipio de Nevada.

Tras la expulsión de los moriscos la Alpujarra quedó parcialmente despoblada, uno de los pueblos más afectados fue Mairena, debiéndose poblar con familias provenientes de Extremadura, Galicia, León y Castilla. A Mairena llegaron 44 familias, a las que se les proporcionaron casa y tierras, con la condición de que tuviesen espada y arcabuz para su defensa.

Su iglesia dedicada a su patrón, el Cristo de la Luz, es de mediados del siglo XVI (1604-1610) de estilo mudéjar, aunque a lo largo de su historia se ha reformado varias veces. En 1884 quedó muy dañada tras un gran terremoto por lo que se consideró su traslado a otra parte del pueblo, pero al final se reconstruyó en el mismo sitio.

Mirador el Balcón de la Alpujarra

Mirador el Balcón de la Alpujarra

En lo alto del pueblo se sitúan escalonadas una serie de eras desde las que se contemplan unas increíbles vistas de la Sierra de Gádor, y la Sierra de la Contraviesa, con su Cerrajón de Murtas, así como más de 10 pueblos de los alrededores, de ahí el sobrenombre de “Balcón de la Alpujarra”.

En definitiva uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra que sin duda merece la pena visitar.

 

4 pensamientos en “Las Ollas de San Marcos de Mairena

  1. Pingback: San Marcos, el rey de los charcos | I Like Alpujarra

  2. Son pueblos preciosas mucha suerte los que nacimos por ahí pero añoranza por estar lejos pero siempre, tenerlos en el corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *